• Busqueda
Foto de Marilén Arribas

Nacho González: ‘El hombre maltratado no existía’

Conversación tranquila de @jmfrancas con Nacho Gonzalez, realizador, productor y director del documental ‘Silenciados, cuando los maltratados son ellos’ (@DocuSilenciados), persona que un día tuvo dudas acerca de qué pasaba con los hombres maltratados.

Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es, You tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: ¿Qué es ‘Silenciados’?

NG: “Silenciados” es la respuesta a unas preguntas que comenzaron a asaltarme hace ya algunos años cuando veía en los medios de comunicación una cantidad preocupante de casos de mujeres maltratadas pero nunca de hombres maltratados. Al principio pensé que, lógicamente, los hombres, por naturaleza, y generalizando, disponían de mucha más fuerza física que las mujeres y que había bárbaros capaces de cometer atrocidades aprovechándose de esa superioridad física, pero había algo que fallaba. Los casos de mujeres maltratadas seguían acumulándose y seguía sin aparecer ningún hombre maltratado por ninguna parte… Se escuchaba, que además de todo lo que aparecía en los medios, había muchas más mujeres maltratadas que no se atrevían a denunciar y, sobre todo, muchas maltratadas psicológicamente que “es el peor de los maltratos”. A mi seguía sin cuadrarme aquello, es decir, se que hay mujeres maltratadas física y psicológicamente pero cuando buscaba algo resultaba que el hombre maltratado “no existía” y, no hay que ser ningún lumbreras para saber y entender que los malos tratos, y sobre todo los psicológicos, no necesitan de una superioridad física para ser llevados a cabo. Investigué más allá y descubrí todo un mundo “silenciado” al que parecía que nadie quería dar voz.

JMF: ¿Qué mundo descubriste?

NG: Descubrí un gran número de grupos en redes sociales, profesionales de distintos ámbitos, víctimas, afectados y asociaciones que intentaban poder decir que ellos también eran maltratados y eran silenciados sistemáticamente. Me sorprendió mucho descubrir que no solo eran personas maltratadas por sus parejas, sino que además sufrían un mal trato institucional que es el que asfixia y termina de destruir a las víctimas que, tras sufrir unas experiencias durísimas en el entorno familiar, y de la mano de la persona a quien habían amado (o amaban), se encontraban un sistema que simplemente no les escuchaba y daba la razón casi sin pruebas a la otra parte del conflicto, dejándolos en una absoluta y desesperante indefensión.

JMF: Había entonces hombres realmente maltratados…

NG: Totalmente, los había y los hay a muchos niveles. Lo primero que hice, antes de nada, fue ponerme en contacto con asociaciones y profesionales vinculados a esta problemática en particular para asesorarme bien acerca todas esas dudas que asaltaban mi cabeza porque, no dejaba de pasarme por la cabeza la idea de que “había que hacer algo” y no quería lanzar un grito al viento sin primero estar seguro del mensaje para asegurarme de que, aquellos casos que estaba conociendo y las situaciones que me contaban eran verídicos.

JMF: Y, ¿realmente lo eran?

NG: Sí, y parecía surrealista que todo aquello que me contaban fuese cierto, era muy difícil de creer, como lo es para cualquiera a quien se le cuente ahora. Me demostraron y facilitaron datos, casos, sentencias, informes… Sonaba casi conspiranoico pero ataba cabos y todo coincidía.

JMF: A grandes rasgos, ¿en qué coincidían los casos?

NG: Pues… he conocido cientos de casos, muchos de ellos podrían ser llevados al cine y resultarían increíbles por parecer llevados a extremos imposibles, pero si es cierto que en la inmensa mayoría de los casos, el desencadenante es un “basta ya” por parte del hombre y la inmediata denuncia de la mujer con la cual cae todo el aparato judicial sobre él sin posibilidad alguna de defensa.

JMF: ¿Una mala legislación es la gran causante?

NG: Yo no soy experto en estas materias y no se más allá de lo que he aprendido estos últimos 4 ó 5 años de la mano de expertos, profesionales y afectados, pero parece ser que se han combinado una nefasta legislación, una interpretación totalmente condicionada de una ley “de autor” y la famosa “picaresca española” a través de la cual “si te puedes aprovechar de algo, te aprovechas”, haciendo que mujeres sin escrúpulos puedan denunciar sin pruebas y obtener un sinfín de beneficios por ello (aunque con ello destrocen la vida de sus parejas y a menudo las de sus hijos).

JMF: Y, ¿de ahí a un documental?

NG: Sí, pensé que, aunque fuese poco, algo debía hacer por dar algo de visibilidad a esa injusticia. No disponía de medios económicos, ni de grandes infraestructuras, pero disponía de lo justo “para hacer algo”. Se lo comenté a mi pareja (que ahora es mi mujer) y nos pusimos manos a la obra.

JMF: Y habrás tenido un gran acogimiento al desmitificar un problema tan grave supongo…

NG: Relativamente, se podría decir que ha sido un “gran acogimiento” solo por parte de los afectados porque se nos ha negado la entrada en festivales, circuitos comerciales, casas de cultura, ayuntamientos, ciclos, distribuidoras, cines, programas de ayuda a la producción cinematográfica, páginas de financiación colectiva (micromecenazgo/crowdfunding)…

JMF: O sea que lo han maltratado para silenciarlo, ¿te suena el fenómeno?

NG: Me suena, resultaba paradójico y hasta, a veces cómico, pero el caso es que no hemos podido darle la proyección que queríamos, ni siquiera la que simplemente podríamos haberle dado con nuestros medios si no hubiésemos encontrado tanta oposición a que viese la luz.

JMF: Los personajes que salen, algunos bien conocidos, ¿son afectados?

NG: Unos son afectados y otros son profesionales y expertos en la materia.

JMF: ¿Cómo lo difundes para que llegue a la sociedad que se piensa que esto no pasa?

NG: Por los medios de que disponemos; redes sociales (Facebook y Twitter) y mediante YouTube. Lo hemos intentado de otras muchas maneras pero siempre nos cierran las puertas.

JMF: ¿Quienes colaboran contigo en eso?

NG: En el proyecto ha colaborado mi mujer apoyándome, soportando lo insoportable (insultos, amenazas…) y ayudando en la parte técnica durante el rodaje ya que ella y yo éramos los dos únicos miembros del “equipo técnico”, y desde Albacete, el guionista Angel Luis Arjona que se ha encargado de gestionar toda la información recopilada y darle orden y forma para poder montar el documental. En la parte económica, lo hemos pagado todo de nuestro bolsillo y hemos ido recuperando parte de los gastos, aunque todavía quedan unos 6.000€ por recuperar. Lo que se ha recuperado ha sido mediante pequeñas aportaciones de afectados y simpatizantes que han realizado esas aportaciones a modo de “crowdfunding” y siempre a cambio de la visualización y/o descarga del documental.

JMF: Si alguien concienciado, afectado o no, por el tema, quiere ayudaros, ¿qué puede hacer?

NG: Si alguien quiere colaborar o desea obtener más información acerca de “Silenciados”, tiene varias vías para ponerse en contacto con nosotros y/o para acceder a la información: La página web www.silenciados.org; el correo electrónico docuhombresmaltratados@gmail.com y nuestras redes sociales (buscando “Silenciados” en Facebook o Twitter).

JMF: Has hablado de soportar insultos y amenazas…

NG: Sí, nos han llamado de todo, tanto en las redes como en algunas de las proyecciones, entre otras lindezas: asesino, cómplice de feminicidio, maltratador, acosador, machista, estafador… Así mismo han conseguido suspender proyecciones amenazando a los gestores de las salas y espacios donde se iba a proyectar y hasta a la taquillera de alguna sala y amenazas a nosotros como “vamos a por ti, somos manada” y flores por el estilo.

JMF: ¿Una nueva inquisición?

NG: Parece que sí, una persecución en toda regla amparada por la opinión pública bombardeada con información sesgada.

JMF: Gracias Nacho, que triste es que un documental así sea el mismo ‘silenciado’, un fuerte abrazo.

NG: Gracias a ti por romper otro poquito ese silencio, es una sensación muy grande de impotencia el no poder mostrarlo libremente pero a día de hoy es así como están las cosas.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Josep Maria Francàs

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies