• Busqueda
Elecciones en 2019

Los auténticos jueces del 1-O

Los ciudadanos con sus votos en las próximas elecciones van a ser los verdaderos jueces del proceso del 1-0 que se sigue contra los separatistas catalanes que pretendieron dar un golpe a la democracia y la Constitución española.

Porque eso es lo que de verdad se dilucida en las elecciones próximas, generales, europeas, autonómicas y municipales.

Los ciudadanos con sus votos van a ser los verdaderos jueces porque eso es lo que se dilucida en las elecciones próximas

No debía ser así, debían ser otras muchas cuestiones las que decidieran el voto de los españoles. Pero lo cierto es que, esté o no en la mente de los electores, la cuestión principal y las consecuencias fundamentales de la próximas elecciones son las que afectan al futuro de Cataluña y, por tanto, de España.

A nadie se le oculta que en caso de que Pedro Sánchez logre tras las elecciones auparse a la presidencia del Gobierno lo hará irremediablemente con los votos de Podemos, y también de los separatistas catalanes.

Indultos y concesiones si gobierna Sánchez

Las derivadas siguientes son los indultos a los procesados y toda una serie de concesiones que avivarán el fuego separatista aún más que hasta ahora. Crecerán las acciones encaminadas a la independencia de Cataluña, ya que el referéndum es únicamente una cortina de humo para la proclamación de la república catalana; y,  junto a ello, la agresividad y el acoso a quien no milite en el independentismo rabioso.

Probablemente, detrás vengan, además, otras repúblicas o, al menos, el intento de instaurarlas: la vasca, la valenciana y quien sabe cuáles más.

Probablemente, detrás vengan, otras repúblicas o el intento de instaurarlas: la vasca, la valenciana y quien sabe cuáles más

Lo peor es que esos procesos llevarán a nuestro país a un callejón sin salida, peor aún que lo que está ocurriendo en Gran Bretaña con el Brexit, un trayecto en el que el conservador Cameron embarcó a sus ciudadanos hasta llegar hoy a un punto en el que no saben si quemar las naves, tirarse al mar o entregarse al adversario con armas y bagage.

Lógicamente, la presidencia de Sánchez en la próxima legislatura tendría otras consecuencias, pero eso es harina de otro costal.

Con Casado o Rivera

Y ¿si el presidente fuera Pablo Casado o Albert Rivera? No crean que todo el embrollo secesionista quedaría resuelto. Deberían demostrar que son capaces de mantener sus promesas en cuanto al separatismo catalán, pero también tener la suficiente inteligencia para encontrar una salida que calme las aguas de cara al futuro, en Cataluña y en los restantes territorios en los que está prendiendo la mecha separatista.

La solución, una coalición PP y PSOE, algo eternamente imposible en España, con el 155 y pactos para un modelo de Estado perdurable

Probablemente, de nuevo, la mejor solución sería un gobierno de coalición entre el Partido Popular y el Partido Socialista, algo casi eternamente imposible en España, con la aplicación del 155 en Cataluña para poner en su sitio a quienes se han saltado o quieren saltarse la ley, pero también con los acuerdos y pactos necesarios para encontrar un modelo de Estado capaz de resistir durante las próximas décadas, modificando los estatutos de autonomía y la Constitución, sin dañar los fundamentos de justicia, equidad, libertad y patriotismo que puedan contener, pero aliviando las tensiones, los desvaríos y los desmanes de la última década. Ojalá los ciudadanos, con sus votos, encontraran la fórmula para obligar a ambos partidos a entenderse.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Juan Carlos Villanueva

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies