• Busqueda

Juan Antonio Perteguer: ‘El poder quiere formar a su manera a los futuros ciudadanos’

Conversación tranquila de @jmfrancas Juan Antonio Perteguer, Ingeniero de Caminos, DEA (Diploma de Estudios Avanzados) en Filosofía, Doctorando en Inteligencia Artificial, Director de los Colegios Edith Stein y Chesterton, enamorado de la educación.

Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es, YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: ¿Qué tienen de especial los colegios que diriges?

JAP: Queremos ser los mejores colegios para ayudar a las familias en la educación de sus hijos. El mejor colegio para TODOS los alumnos, ayudando a cada uno a descubrir sus talentos, desarrollarlos y ponerlos al servicio de los demás.

JMF: ¿Son privados o concertados?

JAP: Son concertados para poder llegar a las familias con independencia de su capacidad económica.

JMF: ¿A qué ‘ideario’ responden?

JAP: Son colegios de ideario católico no adscritos a ningún grupo o movimiento religioso.

JMF: Los padres, ¿por qué os escogen?

JAP: Por tres motivos principalmente: porque conocen a algún alumno del centro y les encantaría que su hijo se forme así, por el buen nivel académico de cada alumno acomodado a sus talentos y circunstancias, y finalmente por el ideario (los menos).

JMF: El sistema de conciertos, ¿piensas que funciona?

JAP: A nivel teórico pienso que el sistema de cheque escolar sería mucho mejor pues devuelve la libertad de elección a las familias. Como mal menor el sistema de conciertos funciona de forma razonable, aunque es muy burocrático y el estado solo financia por niño la mitad que en la misma plaza de centros de gestión estatal, lo que es injusto para las familias que pagan sus impuestos.

JMF: Con el concierto, ¿hay realmente ‘libertad de educación’?

JAP: Pues está muy limitada. No hay libertad de creación de centros con concierto, las unidades (aulas) te las puede cambiar de forma casi arbitraria la administración de turno, lo que deviene en que las familias no puedan elegir con libertad. Hay un intervencionismo en la contratación y despido del profesorado, en los planes educativos, en los horarios, en los libros de texto, en cada acta… Podríamos decir que hay cierta libertad, pero libertad condicionada.

JMF: ¿Has seguido el proyecto de Ley Celaá?

JAP: Lo conozco bastante bien pues soy miembro de la Junta Directiva de CECE-Madrid, patronal de la educación.

JMF: Y, ¿qué piensas de ella?

JAP: Lo primero es que es una ley que no busca el acuerdo con los principales partidos políticos, se va a perder una vez más la oportunidad de hacer una ley educativa para todos con vocación de dar estabilidad al sistema educativo. Por otra parte la propuesta Celaá es más de lo mismo, no olvidemos que todas las leyes educativas que henos tenido en España desde el año 1985 han sido diseñadas por el PSOE sin acuerdo con el principal partido de la oposición. La actual LOMCE no es sino una modificación de algunos artículos de la LOE socialista. Una lástima pues no afronta los retos y carencias del sistema educativo ni aprende de los errores actuales.

JMF: ¿Mejorará el sistema educativo?

JAP: Si no hacemos algo diferente no podemos esperar resultados diferentes. La propuesta Celaá sigue anclada en ideología de la LODE y por lo tanto los resultados probables serán igual de malos. Una lástima pues por la educación pasamos todos.

JMF: Tengo la sensación de que además da una vuelta de tuerca para estrangular la enseñanza concertada, ¿no?

JAP: La enseñanza concertada se pretende reducir a base de dificultar la creación de centros concertados, reducir sus alumnos y dar una financiación económica claramente insuficiente. Esto ya ocurre ahora pero con la ley Celaá se agravará.

JMF: ¿Por qué? ¿No sabe que supone un gran ahorro para el estado?

JAP: El problema es la ideología que está detrás de las leyes educativas. A pesar de que el Estado invierte en un alumno de la concertada la mitad que en la de gestión estatal, la ideología se impone. El poder quiere formar a su manera a los futuros ciudadanos y los espacios de libertad de la escuela concertada no le gustan a determinados políticos.

JMF: Es decir es lisa y llanamente sectarismo…

JAP: Se podría decir así, pero es más grave, es un intento desde el poder de “ideologizar” a los alumnos en un pensamiento único. Por eso al animadversión a los espacios de libertad que puede suponer la escuela no estatal.

JMF: Y el artículo 27 de la Constitución y los distintos pronunciamientos del Constitucional, ¿no valen para nada?

JAP: Esa es nuestra defensa, pero también saben que aunque no puedan acabar con la educación concertada pueden debilitarla y hacerle daño.

JMF: ¿Os defenderéis?

JAP: Sin duda, la educación concertada es un espacio de libertad elegida por cientos de miles de familias, y juntos (familias, sindicatos, centros) lucharemos por defender la libertad de educación recogida en el artº 27 de la Constitución.

JMF: ¿Eres optimista?

JAP: Soy católico y por lo tanto tengo esperanza, una virtud por cierto muy en desuso hoy en día.

JMF: ¿Esperanza en la otra vida o en esta?

JAP: En las dos. Estoy convencido que buscando la verdad, el bien, la belleza, la justicia social se puede construir un mundo mejor.

JMF: Lo digo porque ciertas autoridades católicas ceden con facilidad lo de esta vida supongo que con la esperanza de la otra…

JAP: A veces los católicos no estamos a la altura de lo que necesitan los tiempos convulsos, imagino que porque a veces damos más valor a no tener problemas en esta vida y olvidamos la vida verdadera. Es urgente iluminar la realidad actual desde la Fe y devolver la esperanza a un mundo triste y fatalista.

JMF: Y defender lo que creemos que es lo mejor: la verdad que nos hace libres.

JAP: Así es. Los católicos no queremos imponer nada, queremos ayudar a descubrir la verdad, elegir el bien, en un ambiente de belleza y con justicia social. Mejor todavía, queremos dejarnos poseer por la Verdad, que es Jesucristo, para vivir la civilización del Amor.

JMF: ¿Qué falla en España para que nuestros alumnos tengan un nivel tan bajo?

JAP: Un sistema educativo ideologizado, un profesorado que es vocacional y se entrega pero que es “víctima de la LOGSE”, familias sin tiempo para sus hijos o rotas, falta de buenos referentes sociales, falta de propuestas educativas basadas en evidencias, falta de liderazgo…

JMF: Y, ¿nada de eso resolverá la nueva ley?

JAP: Tal y como está planteada la Ley Celaá no responde a la necesidad educativa de España ni abre caminos de solución, más bien al contrario, ahonda en los defectos del sistema educativo. Y esto perjudica a todos, a la escuela de gestión estatal, a la escuela de iniciativa social concertada y a la educación privada.

JMF: Y, ¿por qué piensas que se empecina en esto?

JAP: Creo que es un problema ideológico. Algunos pensamos que desde la verdad y en la búsqueda del bien se pueden crear espacios de libertad para el desarrollo de cada persona. Otros piensan que unos pocos “iluminados” son los que deben organizar y dirigir a la sociedad en un pensamiento único y en este modelo la libertad individual es un obstáculo para que el “poder” configure una “nueva normalidad”.

JMF: El Totalitarismo de siempre…

JAP: Nihil novum sub sole.

JMF: Nihil jaja, me has hablado de esperanza, ¿qué vais a hacer para contrarrestar este nuevo ataque?

JAP: Las patronales, sindicatos y familias se han unido en la plataforma (http://concertados.edu.es/), también hay otras plataformas civiles buscando iluminar a la sociedad, que parece adormecida. Iluminar la realidad con la verdad, es el mejor camino, la Verdad nos hará libres.

JMF: Y seguramente un recurso al Constitucional no iría nada mal… ¿Cómo se podría mejorar la calidad en la enseñanza española?

JAP: Con leyes que dejen autonomía real a los centros educativos. Liderazgo eficaz de los directores de los centros, trasparencia y rendición de resultados. Formación y selección de docentes tipo MIR. Libertad de creación de centros concertados, libertad de elección por las familias y misma financiación por alumno con independencia de la red.

JMF: ¿Deberíamos copiar a algún país?

JAP: La crisis es mundial. A nivel de resultados se puede aprender de lo que hizo Portugal y Polonia en los últimos años.

JMF: Gracias Juan Antonio, no te quito más tiempo, nos jugamos todo con la educación y la nueva ley es una apuesta segura hacia el desastre. Un abrazo.

JAP: Así es, pero las puertas del infierno no prevalecerán.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Josep Maria Francàs

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com