• Busqueda

Javier Marín: ‘El PSOE siempre se ha caracterizado por un estilo centralista y jacobino a lo largo de toda su historia’

Conversación tranquila de @jmfrancas con Javier Marín (@fxaviermarin), vicepresidente de SCC y coordinador de ‘Rojos de España’

Tuitter: @jmfrancas bloghttp://www.noentiendonada.es

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: ¿Qué le pasa a Societat Civil Catalana? Está como en letargo…

JM: Está como nuestra ciudadanía con el coronavirus, recluida. Si se me permite la broma.

JMF: Pero lleva ya tiempo a medio gas ¿no?

JM: No, ahora en serio. Las circunstancias políticas van cambiando, y con ello nuestra estrategia. No es lo mismo cuando el ‘Govern’ está a la ofensiva durante 2017, que  ahora que  está en claro retroceso. Aunque no hayan asumido su derrota, el frente secesionista se haya dividido, el ‘Govern’ partido por la mitad y sus bases frustradas, cuando no abiertamente desengañadas. SCC surgió como un movimiento de resistencia primero en 2014 y de salir de las trincheras después del 1-0-17. Una vez visualizados y parado el golpe, hemos de focalizar nuestra acción política en 2 vectores: uno para criticar las medidas recalcitrantes de Govern tendentes a dividirnos como sociedad. Otra para hacer una labor pedagógica de contrarrelato; construyendo un corpus doctrinal que  contrarreste la intoxicación de agitprop que  ellos hacen desde los medios de comunicación de la “Corporació Catalana de Mitjans de Comunicació”

JMF: Los rumores que me llegan es que se politizó en demasía y no había ya la unidad de antes…

JM: Algo hubo pero tiene explicación. Desde su fundación, el 23.4.14, en SCC participaban a nivel individual personas que teníamos además una vinculación política o simplemente ideológica con algunos partidos del espectro constitucionalista. PP, CS y PSC. Ello produce inevitablemente algunos roces en la apreciación de cómo hay que  afrontar nuestra acción política. Pero siempre los hemos superado por que tenemos clara la unidad de acción en torno a un único objetivo programático: la unidad territorial. No obstante esos roces son muchos menos que los que se producen en la mayoría de los partidos políticos. En la Junta Directiva de SCC, nunca ha habido más de un 30% de sus miembros que a la vez militasen en un partido político. La mayoría siempre han sido independientes. Y a los que son militantes, nunca se les ha permitido hablar en nombre de su partido; aquí están a nivel individual. Yo que he pertenecido a las Juntas Directivas de los Presidentes: Gomà; Rosiñol; Ramos; Bosch y ahora Sanchez Costa; puedo afirmar con rotundidad que es ahora cuando la cohesión grupal es mayor que nunca. Seguramente por el talante de consenso de actual presidente.

JMF: Cuando me has dicho que SCC ahora estaba ‘recluida’, ¿A qué te referías?

JM: Bueno, a que desde hace una semana estamos efectivamente confinados, con la sede cerrada y reuniéndonos utilizando redes telemáticas. Metafóricamente por que hemos reducido nuestra actividad en la calle y la hemos aumentado en cuanto a presencia en los medios. El rebaje de la tensión en la calle por parte de los CDR conlleva un rebaje en nuestra acción en la calle. La batalla se libra ahora más a nivel dialéctico y de producción ideológica de relato a favor de la unidad territorial, con la presentación de libros; conferencia; charlas-debate y sobretodo de “ocupar el terreno” haciendo mucha expansión territorial. Desde la Asamblea de 26.6.19 estamos transformando SCC. En ella modificamos los Estatutos para transformar una organización presidencialista y numéricamente muy pequeña en cuanto a socios, en una organización con una base grande y democrática en cuanto al proceso de toma de decisiones internas. Hemos sextuplicado nuestra base en 6 meses y nos hemos estructurado en presencia territorial en todas las provincias y comarcas de Cataluña. Esa amplia base ahora nos permite replicar actos de difusión pedagógica en todos los rincones de Cataluña.

JMF: ¿Sigue el Estado ausente de Cataluña?

JM: Sí. A las instituciones del Estado donde se debieran estar discutiendo las salidas al mal llamado “conflicto catalán”, el Parlament, el Congreso y el Senado se les ha hurtado el debate, trasladándolo a una “mesa bilateral” donde están representados 3 partidos (PSOE+PDCAT+ERC); es decir una base ideológica y militante que no llega a 120.000 personas. Si la soberanía reside en el pueblo y este -47 millones de personas- está representado en sus instituciones democráticas, sus cámaras de representantes electos. Cuando estas cámaras dónde reside la soberanía nacional del Estado no están asumiendo la resolución de ese conflicto territorial, el Estado como tal está ausente. Es más, cuando como ya se ha demostrado estadísticamente el conflicto es entre catalanes divididos ideológicamente al 50 % entre secesión o unidad, llevarse el debate a una mesa oculta, sin luz ni taquígrafos, es ningunear y dejar sin voz ni representación al 50% de los catalanes.

JMF: ¿Por qué Sanchez cede en esto?

JM: Por una evidencia electoral; depende de apoyo de los independentistas para seguir manteniendo la coalición de gobierno actual.

JMF: ¿Censurable?

JM: Desde la perspectiva de SCC, sin duda censurable. Nosotros predicamos la unidad de acción con nuestro propio ejemplo de coalición asociativa. La diferencia entre izquierda y derecha es ¿cómo se priorizan los presupuestos generales de estado (PGE)? Es una evidencia empírica que el debate nacionalista y sus intentos de secesión desde la deriva de llamado “procès” en 2012, ha viralizado y contaminado todo el debate político en España, hasta el punto de ser decisivo en las elecciones andaluzas. La prioridad, el objetivo principal de cualquier partido con visión gran angular, con sentido de Estado, debe pasar por derrotar primero el intento de secesión de los irresponsables políticos de PDCAT+ERC+CUP, uniendo esfuerzos, para sustituirlos en el Govern de Cataluña, igual que se hizo con el gobierno de Ibarretxe; y una vez tornados a la normalidad democrática, volvamos a pelearnos por a qué dedicamos los PGE.

JMF: ¿Qué es ‘Rojos de España’?

JM: Un movimiento político, una corriente interna, dentro de Socialismo español. Nacimos en 2016, dentro de PSC para corregir las derivas nacionalistas por un lado, y las derivas liberales en política económica por otro. Metafóricamente decimos para taponar las dos heridas que estaban desangrando al PSC y al PSOE. Por el costado izquierdo nos desangrábamos dando vida a un hijo no deseado: PODEMOS. Por el costado derecho nos desangrábamos engordando a otro hijo no deseado que nos nació en 2003, C’s. Ambos fruto de los errores de nuestros dirigentes políticos. Unos en el PSOE por practicar desde el gobierno de la nación políticas económicas casi neoliberales, desde 2004-2010; y otros por su tolerancia, cuando no connivencia, con el nacionalismo catalán durante el Govern de Tripartito 2003-2010. Después de consolidarnos en una primera fase en Cataluña, ahora ya nos hemos presentado como corriente de opinión para toda España.

JMF: Es raro, cuanto no contradictorio, que cierta izquierda, el PSOE, en España sea casi nacionalista…

JM: Yo no diría tanto. El PSOE siempre se ha caracterizado por un estilo centralista y Jacobino a lo largo de toda su historia. El propio Pedro Sánchez representaba esas posturas jacobinas cuando empezó su liderazgo bajo la tutela de Susana Díaz. Incluso así se manifestaba recientemente durante 2017-2018, apoyando la unidad de acción en torno a la aplicación de 155 para corregir la DUI. Lo de ahora, es puro tacticismo coyuntural fruto de la necesidad de conformar gobierno en diciembre de 2019, ante la falta de apoyo de PP y C’s para evitarlo cuando pudieron en abril del mismo año.

JMF: ¿Quizás Francina Armengol o María Chivite, por poner solo dos ejemplos, ya no son del PSOE? Lo digo por su claro nacionalismo…

JM: Lo son. Uno deja de ser de un partido o asociación o entidad hasta que se da voluntariamente de baja, es expulsado o causa RIP, y no es el caso. El problema del PSOE, como en el PSC, es que se convierten en una mezcla de partido “atrapalotodo” que no discuten ni aclaran suficientemente sus postulados ideológicos; y un sindicato de intereses para carreras personales. Eso diluye tanto los perfiles políticos públicos, que puedes encontrarte, como me ha pasado a mi, con dirigentes políticos públicos que “en la intimidad” te confiesan: “mira Javier, yo tengo tan claro el tema de Cataluña, que si me garantizasen que, sin tirar un tiro, podríamos tener la independencia; firmaba mañana”. Esos dirigentes han estado 30 años en la dirección de este Partido. Francina y Chivite, son un claro ejemplo de tacticismo coyuntural por que les hacen falta los votos de los nacionalistas para gobernar.

JMF: ¿Es legitimo un tactismo que traiciona los principios?

JM: Para los que tenemos una base ideológica que ilustra unos principios, NO. Para los que la ciencia política en la “selección adversa de los partidos” llama “los profesionales sin fortuna”, es decir los profesionales de la política por que no tienen otra profesión a la que dedicarse, no. Forma parte de las debilidades humanas, incluso de “la pirámide de necesidades de Maslow”; la de la supervivencia y cobertura de las “necesidades primarias”.

JMF: Pues mira que es frecuente…

JM: Como la vida misma. Yo he sido funcionario público 40 años y nunca he encontrado más de un 20% de ellos que tuvieran vocación de servicio público.

JMF: Gracias Xavier y suerte, la coherencia y la honradez intelectual dignifican la política. Un abrazo.

JM: Gracias a ti por el interés.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Josep Maria Francàs

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies