• Busqueda

Jesús Muñoz: ‘Son muchos los abogados y asociaciones feministas que recomiendan denunciar por violencia de género’

Conversación tranquila de @jmfrancas con Jesús Muñoz autor de Malostratosfalsos.com y MalostratosfalsosTv.

Tuitter: @jmfrancas bloghttp://www.noentiendonada.esYou tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: La pregunta obligada, ¿hay malos tratos falsos?

Jesús Muñoz: Por supuesto, hay muchos procesos de violencia de género que son tramas de verdadera corrupción jurídica, con el fin de ir por la vía rápida por parte de mujeres, para obtener la custodia casi inmediata, sacar de casa al ex marido, y agilizar el proceso civil. Dese cuenta que la propia LECRIM y la LEC, ya dicen que ante la mera denuncia (no ya la condena), sino con sólo la denuncia, un hombre denunciado no podrá optar a la custodia compartida.

JMF: Pero desde los datos oficiales se habla de un 0,2%, casi inexistentes…

Jesús Muñoz: Eso, no es más que una falacia del propio feminismo más recalcitrante y lo peor de todo es que esté siendo amparado por las administraciones públicas. Ante esto no queda más que decir la verdad y, desvelaremos de donde sale ese 001 de denuncias falsas, las administraciones manipulan con el ánimo de engañar y lobotomizar a una sociedad. Miré ese 0,01 de denuncias falsas no es sobre el total de denuncias, sino de las deducciones de testimonio que realiza la fiscalía. En el estudio del propio Consejo General del Poder Judicial, se extrajeron 500 sentencias condenatorias de las que 300 eran apelaciones y 200 casos muy graves de Audiencias Provinciales. Que 500 sentencias sean representativas del total de denuncias interpuestas, con un 80% de archivos y absoluciones, es como decir que un ladrillo es representativo de un rascacielos. Tan sólo el 20% terminan en condena, de las que más del 12% son conformidades, donde la gran mayoría de estas condenas de conformidad no llegan; así los juzgados de violencia de género y la fiscalía pueden seguir promocionando la ideología de género y seguir sufragándose con dinero público de subvenciones. Además hay que añadir que tan sólo el 8% de todas las denuncias de violencia de género son condenas, de las que, según la propia información que se extrae del estudio para aplicación de la Ley Integral de Violencia de Género del CGPJ, en la página 66, se dice que el 33,8% de las condenas se llevaron solo y exclusivamente por la mera declaración de la denunciante, sin ningún tipo de pruebas. Esa cifra del 0,01% de denuncias falsas del OVM (CGPJ)… Mire, entre 2009 y 2016 se presentaron más de 1.000.000 denuncias por violencia de género; de esas denuncias:

1. En el 23,1% se decidió que el acusado era culpable.

2. En el 0,01% se decidió que la denuncia era falsa.

3. En el 76,9% restante se decidió (mediante absolución o archivo de la causa) que el acusado era inocente, pero que la denuncia no era falsa.

JMF: ¿Me estas diciendo que las denuncias falsas son habituales?

Jesús Muñoz: Le pondré algunos ejemplos de lo que para mí son denuncias falsas que no son perseguidas ni por parte de los magistrados ni por parte de la fiscalía. Fui denunciado por amenazas de muerte en un punto de encuentro, cuando me encontraba a 100 kilómetros de Madrid con 200 personas en un funeral de un compañero de trabajo.

Fui denunciado por violencia de género, por amenazar, menospreciar e injuriar, a mi expareja, en presencia de su hermana de camino entre Guardamar del Segura a Benidorm. La jefa de personal de mi empresa demostró que en esas mismas fechas yo me encontraba trabajando en Madrid.

Fui denunciado por violencia de género por malos tratos durante cinco años a mi expareja, cuando ella misma y su madre fueron grabadas por mí, manifestando que jamás les había puesto la mano encima y que siempre fui respetuoso y cariñoso con ella. Una grabación que escuchó el magistrado del Penal número 23 de Madrid con ojos atónitos. Así como escuchó la grabación que realice en la reunión que mantuve con las abogadas Cruz Sánchez de Lara Sorzano y Yolanda Corchado Gómez, la primera la actual mujer de Pedro J. Ramírez cuando ejercía su cargo de directora jurídica del área de violencia de genero de la federación de mujeres progresistas, queriendo reconducir la custodia paterno filial en un mutuo acuerdo, si pagaba 800 € de pensión y cedía la custodia a una mujer que había intentado quitarse la vida hasta en tres ocasiones. Por tanto las denuncias falsas son muy habituales, aunque debemos decir que no todo archivo por absolución es una denuncia falsa. Pero mire Don Josep, si hay hasta 2018 algo más de 1.750.000 procesos judiciales de los que más del 80% han terminado en archivo o absolución, sólo hay dos posibilidades de entender esto: O os jueces dejan libres al 80% de maltratadores, o los jueces procesan, con dinero público, estigmatizando y rompiendo la vida a un 80% de hombres que llegan los juzgados de violencia de género siendo inocentes y así terminan demostrándolo.

JMF: ¿Hay abogados que recomiendan la denuncia falsa como estrategia?

Jesús Muñoz: Son muchos los abogados y asociaciones feministas que recomiendan denunciar por violencia de género y terminar con un proceso civil que se puede alargar uno dos años, de manera rápida; en 24 horas tienes al ex fuera de casa. Ya no solamente los abogados sino que incluso los propios servicios sociales, se ha visto en televisiones, recomiendan a mujeres, que tienen problemas de falta de trabajo, denunciar a sus parejas por violencia de género ya que así tendrían la renta RAI. No sé si recuerda uno de los casos más flagrantes donde una mujer entrevistada por TVE en Canarias reconocía que los propios servicios sociales, para acceder a una ayuda económica puesto que ambos estaban en paro, denunció públicamente que estos servicios sociales solamente podían ayudarla si denunciaba al marido por violencia de género.

JMF: No recuerdo… pero,  ¿cómo se puede resolver esto?

Jesús Muñoz: La solución a esto no es política, sino social y que los más de cuatro millones de personas afectadas, que nos estamos uniendo, salgamos a la calle; a los más de un 1.100.000 afectados directos por las denuncias de violencia de género, añadimos sus propias familias actuales,  parejas -que son mujeres-, tíos, abuelos y toda la familia paterna, son afectados por esta ley integral de violencia de género, que discrimina al hombre solamente por el hecho de serlo. El propio informe del Consejo General del Poder Judicial contra el proyecto de ley de la Ley Integral de Violencia de Género, en su apartado décimo primero, ya decía que una ley con derecho penal de autor que discriminaba al hombre y presumía la debilidad de la mujer, no era constitucional y tampoco la creación de juzgados especiales. Por tanto, esto no es una operación política sino social, similar a lo que sucedió cuando la gente salió la calle por el asesinato de Miguel Ángel Blanco. La aceptación social a la que hemos llegado es la transformación de la lucha de clases en una guerra de sexos y debería castigarse, con las penas más duras propias de un terrorismo, a las asociaciones feministas como la casa de acogida de mujeres de Maracena con la Señora Paqui Granados en el caso de Juana Rivas, utilizando la ley integral de violencia de género para legalizar un secuestro internacional de menores. Deben ser castigadas todas esas asociaciones, abogados y las propias denunciantes con las mismas penas de prisión que se piden para los falsamente denunciados. Eliminar toda subvención pública a asociaciones feministas que solamente destinan alrededor de 8% del presupuesto total a las verdaderas víctimas ya que el resto se queda en manos de organizaciones y estructuras de estas asociaciones feministas.

JMF: ¿Qué hay detrás de esta mala ley?

Jesús Muñoz: ¿Detrás de esta mala ley? Hay una organización criminal con ánimo del robo de subvenciones públicas que también son cómplices de los asesinatos de mujeres ya que dejan desnudas de protección social, económica y política a toda víctima de maltrato. Es una organización criminal como los ERE’s y cualquier otra malversación de caudales públicos, vestida de democracia donde el único fin es sostener, como por ejemplo en Andalucía, un total de 2275 asociaciones para 778 pueblos. Piense que detrás de toda esta demagogia de la violencia de género, la igualdad y la ideología de género, hay más de 60.000 millones de euros provenientes de los fondos de cohesión de la Unión Europea y el programa Dafne. Hasta 2012 ya se canalizaron más de 24000 millones de euros.

JMF: ¿Organización? ¿No son casos sueltos?

Jesús Muñoz: No, no son casos sueltos, más del 50% de las denuncias de violencia de género son falsas, los políticos lo saben y la propia policía.  Si usted habla con cualquier jefe de oficina de denuncias, tanto de guardia civil como de policía nacional, le dirán que prácticamente ocho de cada diez denuncias que reciben son falsas. Hasta tal punto es alarmante está cuestión, que la propia policía nacional tiene una aplicación especializada en la detección de denuncias falsas llamada VERIPOL. ¿Sabe que esta aplicación tiene un 90% de acierto en la detección de denuncias falsas, pero que no se puede usar en las que se interponen por violencia de género? En el BOE de ocho de setiembre del 2005 se distribuían un 66,5% de las ayudas, para la puesta en funcionamiento de la Ley Integral de Violencia de Género, solo y exclusivamente por el número de denuncias interpuestas y por el número de mujeres que se declaran maltratadas.

JMF: ¿Ves alguna relación entre esto y las ‘tutelas’?

Jesús Muñoz: Hay una conexión desde el punto de vista económico. Mire, se hizo un estudio hace seis ocho años donde a través de los fondos de cohesión por cada denuncia interpuesta en un juzgado de violencia de género, España recibirá alrededor de 3200 € de subvención. Hasta donde se, las tutela de los hijos que se roban a los padres, al parecer en el caso de la junta de Andalucía dicen las malas lenguas y creo haber visto algún informe al respecto, los centros de menores tutelados, reciben alrededor de 5000 € al mes por cada niño tutelado, y las familias que a su vez, acogen estos niños de estos centros, reciben 600 € al mes. Dígame si no hay algún tipo de analogía en cuanto al negocio económico que sustentan estos casos.

JMF: La veo. Gracias Jesús, no quiero quitarte más tiempo, ha quedado muy, muy claro. Un abrazo y hasta muy pronto.

Jesús Muñoz: Mil Gracias y espero que sea de su interés.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Josep Maria Francàs

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies