• Busqueda
Elon Musk ante la nave que diseña para ir a Marte

Lo de Elon Musk a Marte ¿va de coña?

Elon Musk, el empresario considerado como un visionario por muchos, impulsor y fundador de Tesla, la marca americana de coches eléctricos y autopilotados con más glamour del momento, ha vuelto a liarla al decir a un canal de televisión americano que está decidiendo si él mismo viajará a Marte ó no, y que ya va por un 70% de posibilidades de hacerlo.

Ha vuelto a liarla al decir que está decidiendo si él mismo viajará a Marte

Musk es también el creador y fundador de SpaceX, una compañía que prepara viajes de carga y también con pasajeros a Marte, sí, a Marte. Los primeros podrían realizarse, según sus previsiones en 2022, sólo con carga, para iniciar en 224 los visajes de pasajeros.

La nave que ha diseñado para este propósito es una pasada: un altura total de 106 metros, incluido el módulo propulsor, con una cabina de 48 metros de largo y 9 de diámetro que podría acoger a unos 100 pasajeros.

Precio sideral

Sepan también que quienes deseen comprar un billete para este viaje sideral deberán pagar una cantidad también sideral.  Yusaku Maezawa, de 42 años y dueño de la mayor tienda de ropa online de Japón, Zozo ha sido el primer cliente de Musk, aunque no ha revelado aún el precio que pagará por su billete aunque con su patrimonio, calculado en unos 3.000 millones de dólares, podrá hacer frente al o que SpaceX pueda pedirle.

Precisamente fue Elon Musk quien calculó hace años que el coste de la investigación y el desarrollo del proyecto ascendería a unos 10.000 millones de dólares, que, es de suponer, acabarán siendo costeados por esos 100 colonos multimillonarios.

Sepa que deberá hacer un extenso break en su agenda y reservar entre 3 y 6 meses para este superexclusivo viaje

Y luego está el tiempo de duración del trayecto. Si está dándole vueltas a la idea y lo del precio no le plantea problemas, sepa que deberá hacer un extenso break en su agenda y plan de trabajo y reservar entre 3 y 6 meses para este superexclusivo viaje.

Y del regreso ¿qué?

Lo del regreso o las posibilidades de supervivencia es otro cantar y Musk no elude las dificultades: “va a ser difícil. Hay una buena probabilidad de muerte, yendo en una “lata pequeña” a través del espacio profundo”. Más aún, si llegas a aterrizar con éxito “tendrás que trabajar sin parar para construir la base, no habrá mucho tiempo para el ocio, será un ambiente muy duro y hay muchas posibilidades de que mueras allí”.

Aunque Musk tiene salida para todo y consuela a los viajeros diciéndoles que “hay mucha gente que sube a la montaña y muere en el Everest. Les gusta hacerlo por el desafío”.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Redacción

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies