• Busqueda

La manifestación contra Sánchez ¿éxito o fracaso?

Como es habitual, tras la manifestación contra Sánchez, llega la guerra de cifra de asistentes. Según la Delegación del Gobierno, versión PSOE, 45.000. Según los organizadores, 250.000. Y cada uno pudo ver las imágenes y tener su propia opinión.

La clac del Presidente Sánchez se ha apresurado a calificar como fracaso la concentración

La clac del Presidente Sánchez se ha apresurado a calificar como fracaso la concentración, “por debajo de otras concentraciones del PP” y demás argumentos. Eso sobre los asistentes. Respecto a las consecuencias, el propio Sánchez ha dicho que sólo es una muestra de deslealtad y voluntad de crispación “de la ultraderecha presente en esa concentración”.

Lógicamente, los convocantes y sus partidarios califican la parada como un total éxito, por el número y por lo que significa de expresión del hartazgo popular con las maneras, ocurrencias y desmanes del actual inquilino de La Moncloa. En particular, con su deriva de concesiones a los separatistas catalanes para lograr su apoyo en los Presupuestes Generales y poder continuar así unos meses más en su poltrona.

Comentarios apresurados, carne de twitter y de titulares

Hasta ahí, los escarceos habituales posteriores a cualquier  convocatoria de concentración en la calle y  los comentarios apresurados, carne de twitter y alimento para los titulares del día siguiente, unos pucheros de los que la izquierda sabe sacar eficaces guisos rápidos, aunque en ese peculiar Masterchef, Vox ha entrado últimamente con mucha fuerza.

Torra al congelador tras el susto por la firme reacción de la Oposición, a la que Sánchez no estaba acostumbrado

Lo importante serán las consecuencia a medio plazo. Por de pronto, Sánchez ha tenido que meter en el congelador su negociación con Torra y sus mariachis, con un cierto susto ante la firme reacción de la Oposición de centro derecha, a la que no estaba acostumbrado.

Lo relevante será ver cuánto le dura el susto y si es capaz de volver a las andadas o si, por el contrario, renuncia a seguir intentando que los separatistas catalanes le permitan sacar adelante los Presupuestos Generales. Y, en este segundo supuesto si opta, como ha anunciado, por prorrogar los Presupuestos del PP y usar el Decreto Ley o si da por concluida su carrera hacia el descrédito y convoca elecciones.

En este último caso, quedaría aún por despejar las fechas de la convocatoria de las Elecciones Generales. Aún cabe la posibilidad de convocarlas para el superdomingo del 26 de mayo, ya que la fecha limite para que el Presidente del Gobierno firme el decreto de convocatoria sería el 2 de abril, 54 días antes de su celebración, como obliga la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Eso o después del verano, si quiere alargar algo más su estancia en La Moncloa sin pasar por las urnas.

También es de suma importancia la lectura que la Oposición haga de esta movilización ciudadana para darle algún tipo de continuidad o bien para iniciar otras actuaciones de carácter parlamentario o político.

Lo importante será ver en qué estado han quedado los contendientes de este combate tras el primer round

Por eso, una vez que se diluya la espuma de las declaraciones momentáneas a rebufo de la manifestación pidiendo elecciones ya, obligadas para alimentar twitter y los titulares de los medios, será más importante ver qué ocurre en las próximas semanas para comprobar en qué estado han quedado los contendientes de este combate tras el primer round.

Please follow and like us:
Deja un comentario

Escrito por Redacción

SIGUENOS

También estamos en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies